Programa Felifat™ de adelgazamiento
del gato gordo o con sobrepeso.

Este programa comienza con reconocer que nuestro gato está gordo y aprender cómo hacer para saberlo.

¿Cómo saber si mi gato está gordo?

La imagen del gato rechoncho y gordote nos resulta a veces hasta tierna y  entrañable. Sin embargo la obesidad y el sobrepeso son  problemas serios para nuestros queridos gatos.

Ya hace unos años  la Asociación para la  Prevención de la Obesidad en Animales de Compañía publicó un estudio en el que afirmaba que el 58% de los gatos de Estados Unidos eran obesos o tenían sobrepeso. Y que  solo el 37% estaban en su peso ideal.

Esta realidad a medida de que el gato se ha ido transformando en mascota predilecta de la posmodernidad se ha transportado a todo el mundo y la Argentina no es una excepción.

Que más de la mitad de los gatos estén fuera de su peso en exceso es  algo para prestar atención y tener cuidado, para prevenirlo tomando las medidas del caso.

¿Qué es un gato con sobrepeso?

Se dice que un gato tiene exceso de peso cuando está por encima de su peso ideal. Es decir, que tiene sobrepeso significa que su masa corporal es mayor a la que le corresponde.

En números, eso se traduce de tal forma que  si su masa corporal supera en más de un 10-15% su peso ideal, es un gato con sobrepeso.

Se habla de gato obeso cuando este sobrepeso impide una actividad normal o compromete a cualquiera de sus funciones vitales; eso en números se estima que sucede cuando la masa corporal supera entre un 15-20% el peso ideal del gato.

peso del gato

¿Cuál es el peso ideal de un gato?

Determinar un peso ideal para todos los gatos es muy difícil ya que depende de la contextura, la raza, el sexo, etc. Todos esos factores influyen en el peso ideal.

Teniéndolos en cuenta, se han elaborado tablas en las que establecer un peso medio aproximado según el tipo de gato.

  • Gato europeo común: entre 3 – 5 kg.
  • Gato Siamés/Oriental puros de raza 2- 4,5 kg.
  • Gato Persa: 3 -5,5 kg.
  • Gato Maine Coon/Rag Doll: 4,5-11 kg.

La cifra inferior de estos números suele ser el rango de la hembra liviana, y la superior del gato macho pesado.

¿Qué es un gato obeso?

Obesidad es a partir del 15-20% de masa corporal superior al peso ideal. Siguiendo las cifras orientativas anteriores, un gato común macho de más de 6 kg. sería obeso, a menos que sea  un gato de gran tamaño.

La obesidad puede predisponer y ser la causa determinante de muchos otros problemas de salud, por lo que la obesidad en sí debería  ser considerada una enfermedad y hay que vigilar que nuestros gatos no la sufran.

Un gato obeso suele tener problemas de movilidad, de  locomoción y cardiovasculares, e incluso al  presionar su diafragma la grasa intra-abdominal, se puede comprometer  su capacidad respiratoria.

¿Cómo saber si mi gato sufre de sobrepeso?

  • Observar la forma y el cuerpo del gato. Un gato visto desde arriba suele tener forma de reloj de arena, pero cuando tiene más masa corporal de la que le corresponde pierde esa forma, porque acumula grasa en el tronco, la barriga y el pecho.
  • Observar el abdomenMitrando el abdomen del gato, si vemos una masa fofa colgando, podremos inferir que tiene una acumulación de grasa que no corresponde. Cuando el gato camina, esta grasa se balancea como si fuera un péndulo.
  • Palpar las costillasLas costillas del gato normal son fáciles de palpar, en caso de que se dificulteestaremos ante un caso de sobrepeso.
  • Palpar columna vertebral, hombros, clavícula y esternón. Igual que en el punto anterior si la  capa de grasa es tan gruesa que no se notan bien, es un signo de sobrepeso.

¿Qué hacer si tu gato tiene sobrepeso?

La respuesta son la Alimentación, el Ejercicio o el Juego y tu mejor aliado FELIFAT™

1 · La Alimentación

  • El cambio de alimentación del gato por una dieta de alta saciedad y bajas calorías será la primera medida.
  • Es importante que la pérdida del exceso de peso no sea muy rápida.
  • Los gatos que adelgazan muy rápidamente podrían padecer hígado graso u otras patologías, por lo que es bueno que adelgace poco a poco y con supervisión del veterinario.

2 · El ejercicio a través del juego

El gato con sobrepeso o el gato obeso deben hacer ejercicio pero su propia condición los limita en movimientos transformando esta situación en algo así como el dilema del huevo o la gallina. Es un pez que se muerde la cola, porque cuanto más grasa tiene acumulada, menos se puede mover.

EL ejercicio a través del juego:

No hay nada más placentero para los que tenemos mascotas que jugar con ellas. Los gatos, al igual que los perros, necesitan jugar, ya que de esta manera se reducen los problemas de salud, sobrepeso y además se evitan problemas de comportamiento, como la ansiedad, la depresión e incluso la agresividad.

Los gatos de departamento necesitan al menos 30 minutos de juego diario. 

Juagando con nuestro gato logramos que haga ejercicio y sobre todo creamos  un vínculo estrecho y muy saludable. Van aquí una serie de métodos para jugar con nuestro gato: 

1. Los juegos de inteligencia

Este tipo de juegos no tienen por qué ser exclusivos de los perros. A nuestros amigos los gatos también les encantan. 

En el mercado existen diferentes tipos, como construcciones con agujeros que consisten en esconder premios, golosinas felinas, para que nuestros pequeños amigos los encuentren.

2.El juego de la pelota

Con una pelota comprada o fabricada la tiraremos  para que el gato la atrape, para el gato el rebote de la pelota es un signo de vitalidad de la presa a la que hay que capturar y “matar”.

Hay muchos tipos de pelotas: con ruido, con plumas o simplemente podes fabricar una exclusiva para él.

3. Perseguir el ratón

Se trata de un ratón de tela atado a una cuerda, tirar de la cuerda “le da vida” y comienza el juego al despertar el interés del gato por perseguirlo.

También se puede  esconder el juguete en un tubo de cartón y hacer que él lo saque.

4. El juego de la pluma

Para jugarlo se necesita un palo o varilla  alargada ala que le atas un trozo de cuerda y al final una pelota hincable rematando con una pluma.

Es muy importante que se pueda hincar ya que el premio del juego debe existir y en este caso es poder hincar la presa y tal vez “matarla”. De esta manera se sentirá feliz. Agitando la varilla se moverá la pelota e intentará atraparla. 

5. La caja con agujeros

Necesitamos  una caja de cartón a la que le haremos distintos agujeros, lo suficientemente grandes para que el gato pueda meter sus patas. Después colocamos diferentes juguetes de tu gato, como una pelota, ratón, etc. El gato pasará un divertido largo rato tratando de atrapar su recompensa. 

6. La bolsa de las sorpresas

Consiste en colocar alguna de las golosinas preferidas de tu mascota dentro de una bolsa de papel. Tu gato se tirará de inmediato a buscar su tesoro.

7. La escondida

Jugar ala escondida siempre será una excelente opción. A los gatos  les encanta perseguir a su dueño, correrlo y juguetear. Cuando se esconden y buscan al dueño insistentemente significa que probablemente tienen ganas de jugar a perseguirse y esconderse.

8. El jardín

Los afortunados dueños de gatos que cuentan con un espacio al aire libre tienen algo así como un parque de diversiones para felinos. Ellos se entretienen con las plantas o intentando cazar pájaros.

Si no tenés jardín recordá que a los gatos les fascinan las alturas. Una buena escalera o la disposición adecuada de los estantes de una biblioteca para poder treparla puede ser un mundo mágico para descubrir por tu gato. Podemos repartir  su alimentación en dos y poner las porciones a cada extremo de la escalera, de esta forma subirá y bajará para comer todo.

Se pueden esparcir sus juguetes a la vista del animal en diferentes puntos de la casa: mesas, camas, armarios. El gato tendrá que moverse para acceder a todos.

9.El paseo.

Algunos gatos, sobre todo los siameses, se acostumbran a pasear con correa y collar. El paseo en símismo, si es posible con tu gato, es una experiencia enriquecedora y un ejercicio excelente.

Algunos consejos generales  a la hora de jugar con tu gato

  • Los juegos de los gatos no deben fomentar la agresividad ni la competencia.
  • Los gatos son cazadores por naturaleza, por lo que es interesante aprovechar esta conducta para que el gato corra y persiga sus juguetes. Es por ese motivo que les gustan más los que son de menos tamaño, ya que les recuerdan a sus presas.
  • Los gatos suelen jugar en solitario, pero estaría muy bien que sus dueños le dediquen al menos 20 minutos diarios a jugar con ellos.
  • Una vez ha terminado el juego, hay que  retirar de su vista todos los juguetes. De esta manera aumentará el interés por ellos en su próxima sesión.
  • Cada gato tendrá su juguete o juego favorito. Por eso es tarea del dueño descubrir cuál es el que despierta más interés en él.
  • No juegues con luces de linternas o luces laser, ya que suelen frustrar y estresar al gato al no poder atraparlo nunca. Lo mejor es utilizar un juguete físico que pueda atrapar y “cazar”  de vez en cuando.
  • Los gatos son animales con un estilo de vida muy particular, no vamos a pretender que un felino sedentario de pronto dedique largas horas a hacer ejercicio porque le compres una pelota, el gato que apenas se mueve necesita ser motivado.
  • Dedicale  unos 20 minutos al día a ejercitar a nuestro amigo de cuatro patas para empezar a notar los resultados en un plazo de dos meses.
  • Hay que  ser cautos y no excedernos, la interacción tiene que ser divertida y atractiva para el gato.
  • Cuando se trata de ovillos de lana hay que vigilarlo, ya que podría comérsela y morir asfixiado.
  • Como una manera de entrenar a tu gato para hacer ejercicios repetí su nombre mientras se ejecuta una acción. Así atenderá mejor.

3 · Felifat™

 Tu gran aliado contra la obesidad de tu felino.

Con Felifat™, gatos sanos siempre.

Con Felifat™, gatos sanos siempre.

La suplementación con L-Carnitina es fundamental para mejorar las funciones de quemar grasa obteniendo energía, lo cual disminuye el porcentaje de grasa corporal y mejora el funcionamiento cardíaco.

Ayuda a combatir la Obesidad Felina

Acelera el descenso de peso, protegiendo al hígado contra la Lipidosis Hepática.

«En los gatos el aporte de L-Carnitina ha demostrado que tiene un efecto benéfico sobre el descenso del peso corporal.»

Administrandose vía oral a razón de 250mg / gato cada 12 hs, acelera la velocidad de pérdida de peso. Dósis recomendada: Administrar 1 a 2,5 ml de Felifat™ diarios, por gato, vía oral.

Descargá acá nuestro folleto promocional con mucha información sobre Felifat

¿Qué es Felifat™?

Se recomienda el uso de Felifat™ dentro de un programa de reducción de peso en gatos obesos, diabéticos, con lesiones en columna o artrosis.

Además Felifat colabora en el tratamiento de los pacientes con hipertiroidismo, ya que en estas condiciones el organismo agota sus reservas de L-Carnitina.

Con Felifat™, gatos sanos siempre.

Ayuda a evitar la aparición de Lipidosis Hepática Felina

El gato también puede tener un déficit de L-Carnitina en la enfermedad hepática, por un aporte insuficiente de L-Carnitina o de sus precursores, reducción de la síntesis hepática o aceleración de su utilización.

La suplementación puede ayudar a evitar la aparición de Lipidosis Hepática Felina en gatos obesos que cursen un estado de Anorexia.

«La Lipidosis Hepática Felina es el mayor riesgo latente en todo gato obeso frente a una eventual anorexia y en un descenso de peso no controlado.»

La Lipidosis Hepática es el resultado de un desequilibrio energético negativo con movilización de tejido adiposo periférico y acumulación de lípidos intrahepáticos, que lleva a la disfunción del hepatocito.

© Copyright todos los derechos reservados · Felifat® es una marca registrada de Richmond Vet Pharma